miércoles, 2 de julio de 2008

VENEZUELA PREHISPANICA

La historia prehispánica de Venezuela ha sido dividida en cuatro grandes períodos: Paleoindio (15.000 a 500 años antes de Cristo), Mesoindio (500 / 100 a.C.), Neoindio (1000 a.C. / 1500 después de Cristo) e Indohispano (1500 d.C. hasta el presente).
Esta periodización no es precisa ni rígida; es decir, el inicio de un nuevo período no significa necesariamente la finalización de lo anterior, ya que los grupos étnicos que poblaban nuestras tierras antes de la llegada del hombre europeo experimentaron líneas muy diversas de evolución y desarrollo. Sin embargo, se puede hablar de la existencia de dos grandes modos de vida que se diferenciaban entre sí: el de los arawacos y el de los caribes.
Los cuatro períodos permiten explicar la diversidad de grados de desarrollo de las sociedades indígenas de Venezuela para el momento del contacto con el europeo, cuando se reportan grupos recolectore
Época mesoindia; los aborígenes son expertos navegantes, construyen embarcaciones con las que recorren las costas y las islas vecinas. La recolección de plantas y la práctica de una agricultura incipiente complementan la dieta de ese momento.


El uso de la piedra pulida, relacionado con las prácticas agrícolas, y el desarrollo de diversos estilos cerámicos caracterizaron a las sociedades agroalfareras del occidente del país durante los primeros siglos de la era cristiana. Esta singular máscara ritual, localizada en Camay (Lara), evidencia la estilización alcanzada por la cerámica s y grupos agricultores, unos con grandes expresiones de alfarería, otros con ingenioso desarrollo de sus viviendas y algunos, como los timoto-cuica, con un reconocido talento para la agricultura. Son dos situaciones representativas de las diversas líneas de desarrollo del tiempo histórico prehispánico.

Primeros habitantes hasta 1498
Hasta 1498 el territorio que más tarde sería conocido como América se encontraba ocupado por numerosos pueblos y naciones que, desde tiempos remotos, habían desarrollado sus propias culturas y civilizaciones absolutamente al margen de lo que ocurría en el resto de los continentes.
En los dos fascículos que componen este capítulo examinaremos a grandes rasgos el origen, el proceso de poblamiento, los modos de vida, la cultura y la organización social del conjunto de esos pueblos que ocupaban el territorio que posteriormente se convirtió en la nación venezolana.